28 Nov 2023

Economía circular

Tipos de residuos textiles: una mirada detallada

En nuestro continuo esfuerzo por abordar los desafíos ambientales, es vital comprender a fondo los tipos de residuos textiles y sus diversas categorías. En este artículo, realizaremos un examen exhaustivo de qué son los residuos textiles, exploraremos sus distintas categorías y descubriremos cómo manejarlos de manera sostenible para reducir nuestra huella ecológica y avanzar hacia un futuro más limpio y responsable.

Qué son los residuos textiles

Los residuos textiles constituyen una amplia categoría de materiales textiles que han llegado al final de su vida útil y ya no cumplen su función original. Este grupo abarca una diversidad de artículos, que van desde prendas de vestir como camisetas, pantalones y abrigos hasta elementos para el hogar como ropa de cama, cortinas, y tapicería. Estos residuos textiles representan el epílogo del ciclo de vida completo de los textiles, que comienza con su producción inicial, seguido por su uso en nuestras vidas cotidianas, y culmina en su disposición final.

La naturaleza variada de los residuos textiles refleja la amplia gama de textiles presentes en nuestras vidas. A medida que estos materiales llegan al final de su vida útil debido a factores como el desgaste, daños o cambios en la moda, es esencial abordar de manera efectiva su gestión y disposición para minimizar su impacto ambiental.

Tipos de residuos textiles según su producción.

1/ Residuos post industrial y pre consumo  textil

Los residuos de preproducción textil son aquellos que surgen en las primeras etapas de la fabricación de productos textiles, antes de que los artículos estén completamente terminados y listos para ser comercializados. Esta categoría engloba diversos elementos, incluyendo recortes de tela, muestras de diseño y sobrantes de la producción. Si bien la generación de estos residuos es una parte intrínseca de la industria textil, las empresas tienen la capacidad de adoptar prácticas más sostenibles que mitiguen su impacto ambiental.

  • Recortes de tela: 

Estos tipos de residuos textiles son pequeños fragmentos de tela que sobran durante el proceso de corte y confección de prendas. A menudo, estos recortes son considerados desechos, pero las empresas conscientes de la sostenibilidad pueden darles una segunda vida. La reutilización de recortes de tela en la fabricación de nuevos diseños, productos o incluso en la confección de accesorios, como bolsos o bufandas, representa una forma efectiva de reducir el desperdicio y aprovechar al máximo los recursos textiles.

  • Muestras de diseño: 

En el desarrollo de nuevos productos textiles, se crean muestras de diseño para evaluar el aspecto, la calidad y la viabilidad de un diseño específico. Estas muestras, una vez finalizado el proceso de diseño, pueden quedar en desuso. Sin embargo, las empresas pueden optar por reutilizar o reciclar estas muestras en lugar de desecharlas. Esto no solo reduce los residuos, sino que también promueve la creatividad y la innovación al permitir que las muestras de diseño se conviertan en piezas únicas o elementos decorativos.

  • Excedentes de producción: 

Los excedentes de producción se refieren a artículos que se fabricaron en exceso y que no se vendieron o distribuyeron según lo previsto. En lugar de eliminar estos productos no deseados, las empresas pueden explorar estrategias sostenibles, como la donación a organizaciones benéficas o la reutilización de materiales en futuras líneas de producción. Esto no solo reduce el desperdicio, sino que también puede tener un impacto positivo en la comunidad y la sostenibilidad empresarial.

2 / Residuos de postconsumo textil 

Los residuos de postconsumo textiles constituyen una categoría crítica de residuos textiles. Se definen como textiles que ya no tienen utilidad para los consumidores y abarcan una variedad de elementos, desde prendas desgastadas hasta aquellas que han quedado dañadas o simplemente han quedado fuera de moda. Sin embargo, es importante comprender que estos residuos no son un conjunto homogéneo; se pueden dividir en diversas categorías según su tipo. A continuación, exploraremos estas categorías para comprender mejor la diversidad de los residuos de posconsumo textil:

  • Prendas de vestir:

Esta categoría incluye ropa usada, deteriorada o simplemente no deseada, como camisetas, pantalones, abrigos y vestidos. A menudo, estas prendas pueden estar en buenas condiciones para su reutilización o reciclaje.

  • Textiles para el hogar: 

Comprende sábanas, cortinas, toallas y manteles, entre otros. Estos textiles, cuando ya no son adecuados para su función original, aún pueden tener valor en otras aplicaciones.

  • Calzado: 

Involucra zapatos que ya no se utilizan o que están en mal estado. Incluso el calzado desechado puede contener materiales reciclables.

  • Bolsas y complementos: 

Esta categoría abarca bolsos, mochilas y otros accesorios fabricados con materiales textiles. La reutilización y el reciclaje son opciones viables para estos artículos.

  • Juguetes de tela: 

Incluye juguetes hechos de tela que ya no se usan o están rotos. La reutilización creativa y el reciclaje pueden darles una segunda vida.

  • Tejidos de mobiliario: 

Estos textiles se utilizan en muebles, como sofás, sillas y cojines. Incluso los textiles de mobiliario desechados pueden tener aplicaciones secundarias.

  • Material publicitario

Banners y pancartas fabricados con textiles, comúnmente utilizados en publicidad y eventos. La reutilización y el reciclaje de estos materiales pueden reducir su impacto ambiental.

  • Ropa de cama y baño

Involucra sábanas, fundas de almohada, toallas y albornoces que ya no son adecuados para su uso original. Estos textiles a menudo se descartan cuando aún tienen vida útil.

La gestión adecuada de estos diversos tipos de residuos de posconsumo textil es esencial para minimizar su impacto ambiental y promover prácticas sostenibles en la industria textil y la sociedad en general.

Tipos de residuos textiles según su reciclabilidad

1/ Textiles no reciclables 

No todos los textiles tienen el mismo potencial para el reciclaje, lo que genera un desafío adicional en la gestión de los residuos textiles. Esta categoría se refiere a materiales que, debido a su composición o proceso de fabricación, presentan dificultades significativas para ser reciclados. 

Ejemplos de tipos de residuos textiles no reciclables:

  • El cuero sintético, por ejemplo, es un material común en productos como chaquetas, zapatos y bolsos. A menudo, su composición a base de polímeros sintéticos lo hace resistente a los procesos de reciclaje tradicionales. Sin embargo, a medida que la conciencia ambiental y las demandas de sostenibilidad crecen, la industria trabaja activamente en el desarrollo de técnicas y tecnologías innovadoras para abordar este desafío. Se están investigando procesos de reciclaje químico y mecánico que permitan aprovechar mejor los materiales utilizados en el cuero sintético y reducir su impacto ambiental.
  • Las mezclas de fibras difíciles de separar representan otro obstáculo importante para el reciclaje textil. En muchos productos textiles, se utilizan diferentes tipos de fibras, y algunas combinaciones son difíciles de descomponer en sus componentes individuales para su posterior reciclaje. Este problema plantea desafíos técnicos, pero también crea oportunidades para la innovación. La investigación en técnicas de separación de fibras y procesos de reciclaje más eficientes está en curso para superar este obstáculo y permitir el reciclaje de textiles mixtos.

2/ Residuos textiles reciclables 

Afortunadamente, existe un grupo de textiles que son altamente reciclables, contribuyendo de manera significativa a la reducción de residuos textiles y al fomento de prácticas sostenibles. Entre los tipos de residuos textiles reciclables destacan el algodón, el lino, la lana y otros materiales naturales. Estos materiales pueden ser sometidos a procesos de reciclaje que les permiten tener una segunda vida, lo que beneficia tanto al medio ambiente como a la economía circular.

En ese proceso de reciclaje se pueden convertir en nuevos productos, como trapos de limpieza reciclados que podrás encontrar en nuestra tienda online. El reciclaje de estos materiales tiene el potencial de reducir drásticamente la cantidad de residuos textiles que terminan en vertederos.

Tipos de residuos textiles
Operario de Texlimca en el proceso de reciclaje textil

Cómo se reciclan los residuos textiles 

Desde el punto de vista del consumidor final:

Los individuos también desempeñan un papel fundamental en el reciclaje de residuos textiles, principalmente a través de la recolección y clasificación de prendas de vestir y calzado usados. Muchas localidades disponen de puntos de recogida de textiles donde es posible depositar prendas y calzado que ya no se utilizan. Es esencial prestar atención a la calidad de estas prendas, dado que aquellas en mejores condiciones resultan más adecuadas para la reutilización o el reciclaje, maximizando así su potencial de contribución ambiental. 

Desde el punto de vista de una empresa:

Las empresas pueden implementar programas de recogida de textiles usados, colaborar con organizaciones de reciclaje especializadas o asociarse con fabricantes que utilizan materiales reciclados en sus productos. La colaboración en toda la cadena de suministro, desde la producción hasta la venta y la gestión de residuos, es esencial para reducir la cantidad de textiles que terminan en vertederos y para promover la economía circular.

Reciclaje textil en Texlimca 

En Texlimca, consideramos que la gestión y el reciclaje de residuos textiles son esenciales para la sostenibilidad. Trabajamos de cerca con socios de la industria textil para reciclar textiles usados y darles una segunda vida. Nuestras iniciativas incluyen programas de recogida selectiva en empresas y la reutilización de textiles en productos sostenibles. También ofrecemos la recogida selectiva municipal a administraciones, donde recopilamos ropa usada de la ciudadanía a través de nuestros contenedores Wippy. Creemos firmemente que el reciclaje textil desempeña un papel fundamental en la sostenibilidad de la industria textil y estamos comprometidos a liderar este cambio hacia un futuro más limpio y ecológico.